El Ayuntamiento quiere cobrar indebidamente el IBI a los usuarios del “Aparcamiento Suel”

Lo intentó en los años 2011 y 2012 cuando ORECO era aún concesionario del aparcamiento.

El Secretario General del PSOE de Fuengirola, Javier García León, tras revelar ayer que intervención avalaba ahora las tesis que mantenía el PSOE desde hace años respecto al aparcamiento que está bajo el campo de fútbol SUEL, ha apuntado un nuevo hecho que deja más patente aún si cabe la “chapuza intencionada” del equipo de Oña respecto de lo que ya es un escándalo con tintes de corrupción política en la ciudad.

SUELSegún el también edil socialista, “Oña y su equipo no pueden pretender cobrar el IBI a quienes no han querido comprar la plaza de aparcamiento y sí mantenerse como titular de una cesión de un derecho de uso y disfrute, al mismo tiempo que perdona más de 700.000 euros a la empresa concesionaria”

Así, el Ayuntamiento giró los IBI correspondientes a los años 2011 y 2012 a los usuarios de los aparcamientos indebidamente, a quienes deberá devolver el dinero en caso de alguno lo haya pagado, al tiempo que también ha girado el del año 2013 a quienes no compraron la plaza y decidieron permanecer únicamente como usuarios.

El equipo del PP en el Consistorio, habría ordenado la inscripción catastral que se hace por el Ayuntamiento de Fuengirola en el padrón catastral, cambiándose la titularidad de ORECO S.A., sujeto pasivo de IBI por su condición de concesionario administrativo, en perjuicio de los usuarios de las plazas de aparcamiento.

“Al considerar desafectado el aparcamiento, el Ayuntamiento de Fuengirola, exime al concesionario ORECO S.A. de mantenerse en las obligaciones económicas  derivadas del contrato de adjudicación como son el pago de los impuestos, tasas, arbitrios y canon a que los que estaba obligado contractualmente hasta 2054 y, ello significa categóricamente que privándose de estos ingresos a la Administración, con el consiguiente enriquecimiento injusto por parte de ORECO S.A., tal y como señala también el interventor, se están produciendo unos daños y perjuicios económicos en el patrimonio municipal no justificados” ha indicado García León para concluir.